domingo, 22 de enero de 2012

Cables estructurales de acero - Pfeifer

Todos conocemos el uso de cables de acero en estructuras, en especial posiblemente en tipologías como los puentes colgantes, más ligadas a la ingeniería civil, pero también en arquitectura en estructuras sometidas a tracción donde su uso en principio resulta idóneo, como pueden ser barandillas, arriostramientos, etc.

Tradicionalmente se componen de numerosos hilos, también a su vez de acero, agrupados en haces de diferente geometría y tamaño en función de los requerimientos. Los que yo conocía desde siempre, y que son los más habituales en construcción, son los denominados como helicoidales abiertos, ya que en ellos los cables individuales se arrollan alrededor de un cable central y se encuentran unidos únicamente en puntos tangentes.


Fotografías: www.pfeifer.de

Pero me ha resultado sorprendente el conocer los cables que fabrica la empresa alemana Pfeifer, ya que los cables no se encuentran abiertos al exterior sino cerrados mediante la disposición de una capa externa formada por hilos con una ingeniosa sección en forma de "Z" que generan una superficie lisa y cerrada, lo que protege al interior de la corrosión atmosférica.

Como es normal en la industria alemana de la construcción, la calidad de los productos es muy destacable, y en el caso concreto de Pfeifer podemos encontrar además de cables de acero, toda una serie de terminales y accesorios imprescindibles para este tipo de estructuras como cabezales, terminales roscados, etc.


No hay comentarios:

Publicar un comentario