sábado, 31 de marzo de 2012

Baldosas hidráulicas - Demosaica

Durante el pasado siglo XX, especialmente en sus inicios y a mediados, era extraña la vivienda española que no tuviera su pavimentación realizada a base de baldosas hidráulicas. Un espléndido material, especialmente ligado al sur de España y a toda su zona mediterránea, que aúna resistencia, belleza y una buena relación calidad-precio, pero que por razones de moda y un mal entendido concepto del progreso, fue siendo poco a poco arrinconado de los hogares españoles dejando paso a otros pavimentos bastante peores y de una calidad muy discutible.

Quizás alguno de los que me lean y tengan una edad madura, puedan recordar lo que digo y rememorar sus propias casas durante su infancia, ya que como digo era muy frecuente su disposición en todo tipo de viviendas, tanto humildes como de la máxima calidad.

Hoy en día, vengo observando un recuperado interés en la aplicación de baldosas hidráulicas en proyectos de interiorismo, que buscan un material con un acabado y concepción artesanal pero capaz de ofrecer una presencia diferenciada y exclusiva con respecto a lo habitual. De hecho es frecuente que profesionales o particulares interesados en disponer baldosas hidráulicas tengan que recurrir a buscarlas en Marruecos, donde esta técnica sigue siendo más frecuente que ahora en España, a pesar de que en nuestro país aún hay bastantes empresas que las comercializan.


Fotografias: www.demosaica.com

Para dar respuesta a ese interés puede ser una buena opción contar con Demosaica, una empresa sevillana dedicada a la fabricación de baldosas hidráulicas mezclando como componentes, polvo de mármol blanco, cemento blanco, arenilla y pigmentos de primera calidad, para conseguir unos diseños a medida absolutamente sugerentes y muy evocadores.

Su página web, además de numerosos ejemplos y un amplio catálogo, dispone de un interesante configurador que permite de una manera muy sencilla e intuitiva disponer los diferentes modelos de baldosa para hacernos una idea casi perfecta del acabado que tendrá el espacio donde estemos trabajando.